28 de Mayo de 2017

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Prevención de Lesión de Espalda

El siguiente módulo de seguridad es presentado con la intención de que se utilice como una sesión de perfeccionamiento y de ninguna manera será utilizado como un sustituto para entrenamiento del trabajo ni para el uso de equipo adecuado.

Su columna vertebral está hecha de 24 huesos individuales llamados vértebras que están empalmados unos encima de otros. Sus vértebras están separadas por discos suaves de cartílago que desempeñan como choque absorbente para su vértebra, y también ayudan a su espalda el doblarse, torcerse y moverse alrededor. La mayoría del apoyo a su espina dorsal es mantenido por los músculos de su estómago, así como los muchos músculos y ligamentos que pasan arriba y abajo de la longitud de su espalda.

PREVENCIÓN ES LA MEJOR MEDICINA
Evitar una lesión de espalda es mucho más fácil que reparar una. Porque su espalda es críticamente importante para su habilidad de caminar, sentarse, pararse, y correr, es importante cuidar de ella. La mayoría de dolores de espalda surgen de utilizar su espalda impropiamente, así que aprender algunas reglas básicas de como levantar, postura y ejercicio adecuado pueden ayudarle a mantener su espalda en buena forma.
HAGA EJERCICIOS PARA FORTALECER LA ESPALDA REDUCIR LA TENSION
El tener una espalda y músculos abdominales fuertes es importante para facilitar el trabajo en que expone a su espalda cada día. Haciendo simples ejercicios de fortalecimiento de la espalda, Ud. fortalece no solamente su espalda sino también reduce tensión y mejora su apariencia. Consulte con su médico en cuanto al mejor ejercicio para Ud.
PIERDA PESO

El tener sobrepeso y barriga ejerce más fuerza sobre los músculos de la espalda y el estómago. Su espalda trata de sostener el peso de enfrente al doblarse hacia atrás causando esfuerzo excesivo en los músculos inferiores de la espalda. Perdiendo peso, Ud. puede reducir esfuerzo y dolor en su espalda. Consulte con su médico para el plan de dieta más adecuado para Ud.

MANTENGA BUENA POSTURA
Usted puede evitar muchos dolores de espalda aprendiendo a sentarse, pararse y levantar artículos correctamente. Evite una postura floja al sentarse. Una postura floja hace que los ligamentos de la espalda, no los músculos, se jalen y duelan, aún poniendo presión en la vértebra. El mejor modo de sentarse es derecho, manteniendo la parte inferior de la espalda pegado al respaldo de la silla con los pies fijos en el piso y las rodillas ligeramente un poco más altas que sus caderas. Aprenda a pararse con la cabeza en alto y los hombros atrás.

MANTENGA BUENA POSTURA MIENTRAS UERME O CONDUCE
Duerma en un colchón firme o coloque madera entre la base de la cama y el colchón para un buen apoyo de la espalda. Si su colchón es demasiado suave podría resultar en una espalda torcida o espalda desbalanceada. Duerma de lado con las rodillas dobladas o boca-arriba con una almohada bajo sus rodillas para apoyo. Conduzca con su espalda pegada hacia el asiento. Acérquese al volante para que sus rodillas estén dobladas y un poco más altas que sus caderas.

PLANEE SU LEVANTAMIENTO
El levantar objetos es frecuentemente una tarea despreocupada. Lamentablemente, mucha gente desempeña el levantamiento incorrectamente resultando en esfuerzo innecesario en la espalda y músculos que la rodean. Para poder levantar correctamente y reducir tensión en su espalda, es importante planear el levantamiento de antemano. Esto significa en estimar sobre el peso del objeto que Ud. estará moviendo y la distancia que lo moverá. ¿Es bultoso? ¿Necesitará ayuda? ¿Ve cualquier peligro que pueda ser eliminado? Piense sobre esto siempre que haga cualquier levantamiento.

COLOQUESE CORRECTAMENTE FRENTE A LA CARGA
Una vez que haya planeado el levantamiento, el siguiente paso importante es de alinearse correctamente frente a la carga. Con las piernas abiertas y una ligeramente frente a la otra para mejor balance, lenta- mente agáchese doblando las rodillas, no la espalda. Usando ambas manos, agarre firmemente la carga y arrímela a su cuerpo lo más cerca que pueda.

LEVANTE CON LAS PIERNAS, NO CON LA ESPALDA
Una vez que la carga esté cerca a su cuerpo, lentamente enderece sus piernas hasta que esté parado rectamente. Asegure de que la carga no está bloqueando su visión cuando empieza a caminar lentamente a su destino. Si necesita voltear hacia un lado, voltee moviendo los pies alrededor y no torciéndose del abdomen.

BAJE LA CARGA CORRECTAMENTE
Una vez que haya alcanzado su destino, es de la misma importancia que la carga se baje correctamente. Invirtiendo los procedimientos de levantar de arriba, puede reducir la tensión en los músculos de la espalda y abdomen. Si establece la carga en el suelo, abra las piernas y, doblando las rodillas, coloque la carga frente a Ud. Si la carga se establece a una altura de mesa, baje la carga lentamente y mantenga contacto con ella hasta que esté seguro de que la carga está segura y no se caerá cuando Ud. se vaya.

OBTENGA AYUDA, SI ES NECESARIO
Si la carga es muy pesada, bultosa o difícil para que usted solo la levante, busque a un amigo para que le ayude a cargarla. Si no hay nadie disponible, entonces piense si es posible dividir la carga en dos cargas más pequeñas. O, tal vez puede utilizar una carreta o carretilla para moverla. Encuentre soluciones simples para ayudarse a hacer el movimiento más fácil y para ayudarle a su espalda.

 

Fuente: nasdonling.org

 

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *