20 de octubre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Costa Rica: Reducción de la jornada laboral y prohibición de los despidos: una salida desde la clase trabajadora

Desde el Partido de los Trabajadores creemos que el desempleo es uno de los principales problemas que afectan al país. Para cambiar esta situación proponemos dos medidas concretas: alto a los despidos y reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales sin bajar los salarios. En este artículo queremos explicar con más detalle por qué es la única salida viable al problema del empleo y cómo concretarla.

Desempleo y explotación van de la mano

En Costa Rica hay 213 mil 816 personas sin trabajo. Los principales afectados son las mujeres (107 mil) y la juventud (148 mil). Más de 120 mil dejaron de buscar empleo; las mujeres no lo hacen por atender labores domésticas y de cuido.

Hay además 184 mil personas subempleadas (es decir, trabajan menos tiempo aunque deseen hacerlo de forma completa) y 892 mil trabajadores en el sector informal (o sea, largas jornadas laborales, sin seguro social, ni derecho a vacaciones o aguinaldo, por ejemplo).

El desempleo también se relaciona directamente con otros problemas muy sentidos por la clase trabajadora: la pobreza, desigualdad y la inseguridad.

Los culpables de esta preocupante situación son los gobiernos neoliberales del PLN, PUSC y PAC, que se encargaron de favorecer los negocios de los empresarios. Mientras los ricos seguían obteniendo jugosas ganancias, muchos obligan a sus empleados a trabajar 12 o hasta 14 horas semanales, y aún así hay miles de personas sin trabajo. En estos años de “gobierno del cambio” el desempleo empeoró, porque los poquitos trabajos que se crearon (cerca de 20 mil) no supera el aumento del empleo informal (25 mil).

Una propuesta desde la clase trabajadora para acabar con el desempleo

¿Qué hacer para acabar con el desempleo y la pobreza? Como PT proponemos la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales sin bajar los salarios y prohibición de los despidos.

¿Es posible aplicar esta propuesta en el país? Nosotros creemos que sí es posible, y también muy necesario. Es posible porque en la actualidad el país genera muchísima riqueza, pero se la dejan los patronos que además no pagan impuestos. Plata hay, pero se gasta una millonada en pagar deuda.

Actualmente los patronos se roban el dinero de sus empleados. Por ejemplo, el 30% de los trabajadores no recibe nel salario mínimo, o como sucedió en Los Chiles, donde exportaciones norteñas no pagaba aguinaldos, horas extra ni aseguraba a los obreros de la piña.

Dirigiendo el dinero que hoy queda en pocas manos, se trabajará menos horas y habrá empleo suficiente para que los sectores explotados, quienes producen la riqueza del país, tengan una vida digna.

Incluso sectores de izquierda como Luis Paulino Vargas (candidato a vicepresidente del Frente Amplio) dice que la reducción de la jornada laboral es una propuesta utópica, imposible de realizar.

Esto es falso, ya que en países como Holanda, Dinamarca, Suecia o Alemania trabajan 40 horas semanales o incluso menos.

Como vemos, no es ninguna utopía. Utópico es pensar que mediante los emprendimientos o la economía social solidaria se puede combatir a fondo el desempleo.

Nosotros lo decimos claramente:  la reducción de la jornada laboral va a contar con el rechazo de los empresarios porque sus ganancias van a bajar; por eso la única manera de lograrlo es enfrentando al gran capital mediante la movilización de la clase trabajadora y la creación de sindicatos principalmente en la empresa privada.

Fuente: socialismohoy.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *