27 de Febrero de 2017

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Contratar una ART en Córdoba cuesta 17% más

Las primas de las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART) en la provincia de Córdoba cuestan 17 por ciento más que el costo promedio que tienen en el resto del país, con el impacto económico que tiene ese sobreprecio sobre la economía.

El dato corresponde a noviembre del año pasado y fue proporcionado a este diario por el delegado de la Regional Córdoba de la Superintendencia de Riegos del Trabajo, Agustín Vaca Narvaja.

Aunque el costo de las primas de las ART llegó en Córdoba, en 2009, a un 28 por ciento más que el promedio global del país y a fines del año pasado bajó a un 17 por ciento, todavía es elevado, en particular por la incidencia que tienen los accidentes o enfermedades laborales en el área pública (el Estado provincial y municipal).

El disparador de este mayor costo viene de la mano de la alta litigiosidad por riesgos de trabajo en esta provincia, que tuvo su pico en 2009 y que determinó la intervención del titular de la Superintendencia, Juan González Gaviola.

En 2009, los juicios laborales en Córdoba llegaron a 23.938. En ese año, González Gaviola desembarcó en Córdoba y amenazó con presentar una denuncia ante la Justicia Federal, pero tras reunirse con el Tribunal Superior de Justicia, dejó esa investigación en manos de los tribunales provinciales.

El fiscal Enrique Gavier arrancó con la investigación de un millonario fraude por demandas laborales de empleados de la Municipalidad de Córdoba en perjuicio de la ART Provincia, que, por ese entonces, estaba contratada por el municipio capitalino.

Ese proceso judicial, que tiene imputados y detenidos (abogados y médicos), aún no tiene resolución y derivó incluso en un pedido de jury del Colegio de Abogados de Córdoba contra los fiscales y jueces que actuaron en ese proceso.

La entidad profesional también prepara otra presentación, esta vez en la Justicia Federal, contra la comisión médica N° 5 de la Superintendencia de Córdoba, por considerar que “sistemáticamente” reduce los porcentajes de discapacidad de los trabajadores que demandan, acusación que es rechazada de plano por el organismo.

“Nosotros utilizamos el baremo (índice legal para determinar el nivel de incapacidad) y se establece lo que corresponde, pero no inventamos nada”, replica Vaca Narvaja.

El funcionario nacional remarcó que a partir de la investigación judicial motorizada por la Superintendencia bajó “exponencialmente la litigiosidad en Córdoba”. Según los datos oficiales, en 2009 había 23.938 juicios, y al año siguiente bajaron a 19.357, lo que representó una caída de 20 por ciento en menos de un año. Y en 2011 los juicios disminuyeron a 17.550, lo que implica una reducción de nueve por ciento respecto de 2010, y de 26,6 en relación a 2009.

“Las ART están esquivándole a ser aseguradoras de los organismos públicos por los juicios y por eso aparecen ahora las autoaseguradoras, como tiene la Provincia”, señaló el funcionario nacional.

Desde hace dos años, la Provincia dejó sin efecto la cobertura de Prevención ART y constituyó su propio autoseguro, llamado Asecor, un organismo provincial que constituye una suerte de brokers de seguros.

“Se va bastardeando el sistema porque se inventan enfermedades que no existen y el mayor costo de las ART impacta en todo el sistema y lo terminan pagando empresas que cumplen con todo y casi no tienen siniestralidad ni enfermedades”, sintetizó Vaca Narvaja.

La provincia de Córdoba concentra 533.018 trabajadores cubiertos por ART y en 2011 se denunciaron 36.140 accidentes de trabajo y enfermedades laborales, lo que arrojó un índice de 68, mientras que en el país ese guarismo se reduce a 54.

El denominado índice de incidencia es un tablero que expresa la cantidad de accidentes laborales de cualquier tipo notificados en un año, cada mil trabajadores.

Los sectores de la construcción, agricultura, caza, silvicultura y pesca se destacan por accidentabilidad elevada, superior a la observada en el total del país.

Aunque la siniestralidad en la construcción viene cayendo en el último trienio, Córdoba ocupó el segundo lugar a nivel nacional.

Según los datos oficiales, el único sector que continuó creciendo en siniestralidad y enfermedades laborales es servicios sociales, que incluye al sector público y municipios.

Seguro propio

Como las ART cobran primas altas debido a la alta litigiosidad, la Provincia de Córdoba constituyó un “autoseguro” a través de Asecor, una sociedad controlada por el Estado provincial.

SEGUINOS EN FACEBOOK, TWITTER Y GOOGLE +

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *