18 de noviembre de 2017

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Como investigar accidentes de trabajo

1. RAPIDEZ EN LA PARTIDA
Las Indagaciones deben comenzar inmediatamente después de ocurrido el hecho, con el fin de que el accidentado y/o los testigos tengan los antecedentes frescos en la memoria. Si se deja pasar el tiempo, las versiones no son las mismas y la información relevante se distorsiona cuando el accidente se transforma en tema de conversación y análisis de mucha gente.

2. ENCONTRAR CAUSAS Y NO CULPABLES
Es relevante explicar muy claramente que el objetivo de la investigación no es buscar culpables, sino más bien, encontrar las causas que originaron el accidente, con el único fin de tomar medidas de control efectivas que eviten su repetición. Hay que considerar que es normal que al momento de ser consultados los trabajadores se sientan cuestionados y con temor a perder prestigio profesional. Incluso, pueden llegar a pensar que la información entregada servirá como fundamento para sancionar o despedir a funcionarios, dependiendo de la magnitud o consecuencia del accidente. Por lo tanto, dejar claramente establecido el propósito de la investigación desde un comienzo, generará un clima de confianza y apertura.

3. ENTREVISTA AL AFECTADO
Si el trabajador está en condiciones de ser entrevistado, lo ideal es que sea lo primero que se haga. Hay que transmitirle tranquilidad, manteniendo una actitud amable y comprensiva. De ser posible, ubique un lugar tranquilo para hacer la entrevista, que ofrezca cierta privacidad. Pídale a la persona que relate con sus propias palabras lo que ocurrió y que no busque explicaciones, sino que cuente el hecho. Es fundamental no interrumpir al afectado a menos que los comentarios se desvíen del tema. Evite expresar juicios de apreciación personal como: ¡En realidad no debió actuar de esa manera!”.

4. OBTENER INFORMACIÓN DE LOS TESTIGOS
En términos generales, la entrevista debe realizarse en condiciones semejantes a las señaladas para el caso del accidentado. En cuanto a las consultas efectuadas, debemos distinguir dos niveles: primero, aquellas que permitan ratificar que efectivamente se trata de un testigo presencial del hecho y no de alguien que solamente ha obtenido información del caso; segundo, aquellas orientadas directamente a que se entregue información acerca de cómo ocurrió el accidente.

5. VALIDAR EL RELATO EN TERRENO
Si el sitio y las condiciones de trabajo y seguridad lo permiten, es recomendable validar el relato en terreno, ojalá efectuando una recreación del accidente. Para confirmar los antecedentes es útil chequear la comunicación con frases tales como: ·por lo tanto, lo que pasó fue…” o “si entiendo bien, lo que pasó fue …”

6. ELABORAR UN INFORME
El último paso consiste en elaborar un informe que incluya el siguiente contenido: a) antecedentes generales; b) lo que pasó; c) las causas; y d) medidas preventivas. Es muy importante que el documento llegue a manos de la administración de la empresa, ya que es ésta quien tiene la facultad y los recursos para corregir las causas del accidente y, de esta forma, evitar su repetición.
Preguntas que NO deben faltar”¦

Para llevar a cabo una buena investigación, es clave la confección de un buen cuestionario. Por ello, las interrogantes que no pueden quedar fuera de una pesquisa son las siguientes:

    ¿Cómo, Cuándo, dónde y por qué sucedió el accidente?
    ¿quién o quiénes participaron o fueron testigos del hecho?
    ¿cuáles fueron los equipos, materiales o herramientas que intervienen directa o indirectamente en el hecho?

Las respuestas debieran proporcionar información que permita saber con exactitud:

    ¿Qué estaba haciendo el trabajador antes y en el momento de ocurrir el accidente?
    ¿Cuántas horas había trabajado antes de suceder el incidente?
    ¿La persona había sido instruida sobre la manera de hacer su trabajo?
    ¿Participaron otros trabajadores en el hecho?
    ¿Estaban en buenas condiciones de uso los equipos, máquinas u otros elementos que estaba utilizando el accidentado?
    ¿Los equipos, materiales o herramientas que se empleaban en el trabajo que originó el hecho, eran los apropiados para el uso que se le estaba dando?
    ¿El área de trabajo ofrecía seguridad para dicha labor?

 

Fuente: expertos Chile

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *