23 de octubre de 2017

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Chile: Hacer aseo o caminar diariamente al trabajo pueden evitar la muerte

Para tener una vida activa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, al menos, 150 minutos de ejercicio de una “intensidad moderada” cada semana. Pero no es necesario encerrarse en un gimnasio o matarse entrenando: un estudio publicado en la revista The Lancet muestra que con 30 minutos de actividad física al día, con rutinas tan simples como hacer el aseo del hogar o caminar al trabajo, ya se consigue un efecto positivo.

Es más, la investigación que hizo un seguimiento a 130 mil personas en 17 países (de 34 a 70 años), se vio que al cabo de cinco años con esta dinámica, se reduce una de cada cinco muertes asociadas sobre todo a enfermedades cardiovasculares.

“Ser muy activos (75 minutos por semana) está asociado con una reducción aún mayor”, explica el doctor Scott Lear, académico de la U. Simon Fraser, de Canadá, y director del estudio. “Caminar aunque sea 30 minutos la mayoría de los días de la semana tiene un beneficio sustantivo”.

No obstante, cerca de un cuarto de la población mundial no cumple con el mínimo sugerido.

“Una actividad física moderada es suficiente para aumentar el gasto energético; si se hace cada día, varias semanas, meses y años, habrá una diferencia en términos de disminuir el riesgo de mortalidad prematura”, dice la doctora Sandra Mahecha, especialista en Medicina del Deporte de la Coalición Mover.

En el caso del estudio, que implicó un seguimiento de siete años a los participantes, el beneficio se dio sin importar el país, la zona donde se vive (rural o urbana), el tipo de actividad o si esta formaba parte de una clase, una rutina de transporte o de trabajo doméstico.

Los investigadores compararon los datos de las personas que habían sufrido ataques cardíacos, derrames y otras enfermedades, con el nivel de actividad física que estas realizaban.

“De las 106.970 personas que cumplieron con las recomendaciones de actividad, un 3,8% desarrolló enfermedades cardiovasculares, en comparación con el 5,1% de la gente que no”.

El riesgo de mortalidad también fue más alto para las personas que no realizaron el mínimo recomendado de actividad, con un 6,4% frente a un 4,2%.

Actividad acumulada

La actividad realizada caminando para transportarse, efectuando un trabajo o actividades domésticas fueron las formas más comunes de ejercicio, determinaron los investigadores.

Algo lógico, a juicio de Mahecha. “Si mi día se divide en el trabajo y en la casa, hay que buscar formas de realizar esos minutos de actividad cada día. Al ir o volver al trabajo, bajarse unas cuadras antes del lugar de destino o caminar unos 10 minutos después de almuerzo o subir escaleras en vez de ascensores”.

Un concepto importante, agrega la especialista, es el de “actividad acumulada”: no es necesario realizar 30 minutos seguidos, sino que se pueden dosificar en dos o tres sesiones al día, de mínimo 10 minutos cada una. “Se sabe que 10 minutos continuos, a una intensidad moderada, ya ofrece beneficios para la salud”.

Fuente: economiaynegocios.cl

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *