18 de noviembre de 2017

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Argentina: Las deudas pendientes con los discapacitados

Con frecuencia la sociedad no los mira o no quiere mirarlos, pero no por cerrar los ojos, ellos dejan de existir. La lucha por la inclusión es siempre dura y despareja, especialmente para aquellas personas que padecen alguna discapacidad. Sin embargo, esta condición no les impide realizarse. Se trata, por cierto, de una actitud personal de superación constante, pero también del acompañamiento afectivo y social que se le brinde a una persona. Y en ese sentido, el Estado tiene un papel fundamental.

El miércoles concluyó en nuestra ciudad el Primer Encuentro Regional de Discapacidad y Comunidad, que contó con la participación de asociaciones civiles, profesionales, discapacitados y sus familiares; en la ocasión se debatieron temas como trabajo, salud, educación y legislación laboral. Las jornadas fueron organizadas por Frasim del NOA, el programa Proposiciones (de Radio Universidad), la revista Capacitados y la ONG Comunidad.

Del encuentro han surgido pedidos de solución para diversos problemas: a) la ciudad no es accesible para todos: hay que poner rampas, eliminar los obstáculos, etcétera. b) Concientizar a las personas para un trato igualitario. c) Las obras sociales no cumplen con la ley que las obliga a realizar las prestaciones a personas con discapacidad. d) El sistema educativo no está preparado. Muchos niños no son aceptados en las escuelas comunes. e) El Estado debe apoyar a la familia, sobre todo a la madre, que se encarga del niño con discapacidad. f) Es necesario brindar apoyo psicológico a muchas personas que todavía no lo tienen. g) Las pensiones deben ser por la discapacidad y no por incapacidad laboral. h) La discriminación laboral, en el transporte público y en la ciudad, dificulta la vida de las personas.

A menudo nuestra sección Cartas de Lectores refleja las quejas ciudadanas. “Mi nieto fue rechazado para cursar la sala de 4 años del nivel inicial en un colegio religioso por una dificultad en el lenguaje. Lo mismo ocurrió en otra institución privada. Hoy, cursa la sala de 4 años en una escuela estatal y le va muy bien”, escribió Sara Guerrero (6/10). “Es jubilado y discapacitado, tiene 76 años y pretende viajar sin acompañante a Salta para hacerse asistir, exhibe los estudios clínicos, DNI, certificado de discapacidad, se presenta en boletería y le responden que debe pedir turno por internet y esperar. Lo grave es en que en Salta ya tenía asignado día y hora para ser atendido”, dijo Carlos Sandoval (19/9). “Muchas de las reparticiones provinciales que trabajan con discapacidad (por ejemplo el Ministerio de Desarrollo Social en dupla con la obra social provincial) no logran sacar el enfoque asistencialista. Todo es un peregrinar para el ciudadano con discapacidad que acude. Se extravían papeles, no son atendidos. Innumerables demoras para cada trámite y por sobre todo una falta total de apego. Es decir, se olvidan en la práctica que detrás de todo está un derecho. El ciudadano con discapacidad es un sujeto de derecho y su atención debe ser digna y en pie de igualdad; no pide un ruego o favor, y en definitiva la prestación de un servicio eficiente del Estado no debe ser un privilegio, sino todo lo contrario. En especial para los sectores más vulnerables, los que más necesitan prontas respuestas”, señaló Juan Manuel Posse (16/9).

Sería interesante si se creara una defensoría de personas con discapacidad, conducida por ellas mismas, que se ocupara, entre otras cosas, de hacer cumplir las normativas y sus derechos. Sería positivo si en los consejos directivos de los poderes del Estado hubiese un lugar para un discapacitado. Tal vez así la inclusión social tardaría menos en concretarse. De nada sirve tener leyes si no se las hace cumplir, sería positivo si nuestros representantes así lo entendieran alguna vez.

Fuente: lagaceta.com.ar

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *